Elige un vestido de acuerdo al lugar de tu boda, de esta forma podrás evitar que el entorno cause daños a tu vestido
El vestido te será entregado después de una última prueba donde verificaras que todo esté en perfecto estado, por lo tanto, te recomendamos que te midas el vestido lo menos posible después de retirarlo de la Casa de novias, pues lo puedes ensuciar, sobre todo si tienes cola, que es la parte que más se ensucia del vestido.

Si tienes tu sesión de fotos antes de la boda, puedes adquirir una falda protectora de tu vestido para que este no se ensucie mientras te toman las fotos.
El día de tu boda aplica el perfume, desodorante y maquillaje antes de ponerte el vestido ya que, cuando te estas alistando manejas sustancias que podrían manchar tu vestido.

Al momento de ir a la boda, si es que te vistes en otro lugar, para evitar arrugas, es mejor que viajes en el asiento trasero de un auto y preferiblemente sola.
Después de tu boda, puedes mandar a limpiar tu vestido, la mayoría de los centros de limpieza saben cómo cuidar de un vestido delicado, sin embargo es necesario recordarles que lean la etiqueta interna del vestido y vean cuidados específicos del mismo. Una vez limpio, solo debes devolverlo a su bolsa y guardarlo.